¿Buscas vivienda?
Escrito por Vicente Manrique

¿Buscas vivienda? o ¿ésta te busca a ti?

¿Buscas vivienda? ¿Cómo elegir el tipo de casa que mejor se adapta a ti?, ¿Qué necesitas? Después de darle muchas vueltas: ¿alquilo o compro? Al final, te has decantado por invertir en el ladrillo. Algo que agradecerás a lo largo de tu vida.

Tras mi experiencia como asesor inmobiliario, hay “tres pistas o conceptos”, que doy a mis clientes para ayudarles a tomar tan difícil decisión:

1º.- LA ZONA. Es la parte más importante a la hora de comprar tu futuro hogar. Debes saber dónde quieres vivir. Si hablamos de una ciudad, seguro que valoras la cercanía a tu puesto de trabajo y la movilidad en transporte público: metro, autobús. Pero si prefieres dar más protagonismo a una vida sin contaminación, aunque más lejos del trabajo, optarás por un pueblo o municipio a las afueras de la capital. De la zona en la que desees vivir va a depender también el valor del metro cuadrado.

Recuerda que al precio de la vivienda debes añadir los impuestos

2º.- El PRECIO. Evidentemente. Los cálculos que debes realizar para acceder a tu casa, debe ser con el mayor sentido común posible. Nunca deberíamos endeudarnos por encima del 30% de nuestros ingresos mensuales. Las promotoras van a solicitarnos al menos el 20% de ahorro del valor de piso, sin impuestos. El 80% lo podremos financiar con una entidad bancaria, pero tendremos que tener ahorrado, a la entrega de llaves, el impuesto correspondiente (IVA en obra nueva e ITP en segunda mano). Algunas entidades prestan el 100% del valor de la vivienda, si son suyas, para facilitar la salida de su bolsa de activos inmobiliarios. En estos casos también deberemos tener el Impuesto de Trasmisiones Patrimoniales, que diferirá según la comunidad autónoma donde compremos la vivienda.

No deberíamos endeudarnos por encima del 30% de nuestros ingresos mensuales.

3º.- TIPOLOGÍA Y DISTRIBUCIÓN. La clave a la hora de elegir la tipología de una vivienda es hacerse la siguiente pregunta: ¿qué necesito realmente? En efecto, no es lo mismo un single que una persona con familia, o que vayas a vivir con tu pareja… Si trabajas en casa, necesitarás un espacio añadido. Igualmente, si alguien trabaja en tu casa (babysister, servicio doméstico, etc.). Luego está el lugar de esparcimiento: una terraza amplia en un ático o jardín en planta baja, si elijes alguna de estas opciones, tu presupuesto deberá ascender, necesariamente.


¿Qué necesito realmente? Es una de las preguntas clave

Aquí nos detenemos para conocer el tipo de viviendas que el mercado inmobiliario nos oferta. Fundamentalmente son dos, unifamiliares y plurifamiliares. La primera son edificaciones donde vive una familia y la segunda donde viven varias familias, así de sencillo.

Las viviendas unifamiliares:

  • Vivienda aislada. Es una vivienda unifamiliar que es independiente, podría lindar o no con otras viviendas. Generalmente tienen algo de terreno o parcela alrededor.
  • Vivienda pareada. Aunque desde fuera parece una sola vivienda en realidad son dos y suelen tener también algo de parcela.
  • Vivienda adosada. Suelen ser hileras de viviendas con algo de parcela, que comparten elementos comunes como jardines, piscina o garaje.

Por lo general, se habla de chalé o bungaló aislado, pareado o adosado.

Y las plurifamiliares:

  • Piso. Se trata de viviendas que suelen tener más de un dormitorio en edificios con zonas o servicios comunes.
  • Apartamento. Suelen ser viviendas con una sola habitación, aunque independiente del resto de la casa.
  • Estudio. En un estudio la cocina, el salón y el dormitorio están en la misma estancia y pueden ser de diversos tamaños, aunque lo habitual es que sean viviendas pequeñas.
  • Dúplex. Se trata de viviendas que tienen dos plantas comunicadas por una escalera.
  • Ático. Son los últimos pisos de los edificios y se destacan por tener un privilegio que muchos queremos: la terraza.
  • Bajo con jardín. Son pisos situados en las plantas bajas de los edificios que tienen un jardín de uso privado.
  • Loft. Es un gran espacio con pocas divisiones, grandes ventanas y muy luminoso.
  • Buhardilla. Parte más alta de una casa, inmediata al tejado, que generalmente tiene el techo inclinado; se utiliza como vivienda y/o habitación.

Ahora ya estás preparad@ para afrontar una compra inteligente. ¡¡¡Suerte!!!

Imagen Principal: Residencial Jardines de Cuatro Caminos en Madrid

Artículo elaborado por Vicente Manrique, asesor inmobiliario en Foro Consultores

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR