vender una casa
Escrito por Foro Consultores

Vender una casa también tiene gastos

Liquidar un inmueble no significa solo recoger los beneficios. Te contamos los impuestos y gastos de vender una casa

Notaria y Registro de la Propiedad.- Salvo que las partes decidan otra cosa, el coste de la escritura matriz deberá asumirlo el vendedor, y el de primera copia y demás posteriores a la venta, el comprador.  A esto se une cancelar hipoteca, en caso de que la tuviera.

Declaración de la Renta.- La venta de un inmueble tributa en el IRPF. Toda ganancia (si la hay), debe declararse como incremento patrimonial ¿Cómo se calcula?  Teniendo en cuenta la diferencia entre el valor al que se vende la vivienda y el valor al que se adquirió.

Venta de vivienda habitual.- Cuando la venta es de la residencia habitual, el aumento patrimonial puede estar exento en los siguientes casos: Si se destina lo recibido a la compra de otra vivienda habitual en el plazo de dos años. O si el vendedor tiene más de 65 años.

Plusvalía municipal.–  Se liquida en los ayuntamientos, aunque en este punto hay mucha doctrina legal al respecto. Buena parte de las sentencias discrepan, de ahí que lo mejor sea recurrir a un asesor para saber si es obligatorio pagarla o no. ¿Cómo se calcula? sobre el valor catastral de la vivienda y el número de años que se ha tenido en propiedad,

Todo al día.- Pagos de comunidad, IBI, tasa de basuras. Es más, si la venta se firma el 2 de enero, el IBI, por ejemplo, el pago de este impuesto sería responsabilidad del vendedor porque es el propietario de la casa a principios de año, por ello es importante aclarar e incluso pactar quién lo paga. 

Esto es solo un resumen, el texto completo lo tienes en nuestra colaboración en Fotocasa

ACCEDE A LA NOTICIA EN EL BLOG DE FOTOCASA

Más noticias en nuestro Blog y Sala de Prensa

euribor
Escrito por Foro Consultores

La vivienda habitual en la declaración de la renta

Estamos en plena campaña de la declaración de la renta. ¿Qué papel tiene la vivienda habitual en el IRPF? Para los que compraron antes del 1 de enero de 2013 sigue teniendo un papel protagonista. Pueden deducirse por ello, el resto no. En este post, que puedes leer ampliado en Invertia, tienes todo lo que puedes desgravar y lo que no.

Debe quedar claro que el 1 de enero de 2013 se eliminaron las deducciones por vivienda habitual. Para los que compraron con anterioridad se introdujo un régimen transitorio.

¿A quién se aplica este régimen transitorio?

Solo a los que compraron antes de la fecha citada anteriormente. En la misma situación están los que han hecho obras de rehabilitación o ampliación, siempre que hayan finalizado antes del 1 de enero de 2017. Igualmente, entra en este apartado la adecuación de la vivienda de personas con discapacidad.


Solo pueden acogerse a las deducciones los que compraron antes del 1 de enero de 2013 o hicieron obras de rehabilitación o ampliación de vivienda habitual

Eso sí, siempre que sea vivienda habitual. Es decir, que sea residencia del contribuyente durante un plazo continuado de al menos tres años (ver excepciones en el post de Invertia). Que se ocupe la vivienda en un periodo no superior a 12 meses desde la compra o finalización de obras.


El límite está en 9.040 euros, aunque puede alcanzar los 12.080 euros

¿Cuánto se puede deducir?

El límite está en 9.040 euros por contribuyente para los supuestos ya expuestos: adquisición, rehabilitación, construcción o ampliación.

Esa cifra asciende a 12.080 euros cuando las cantidades invertidas se hayan destinado a la realización de obras e instalaciones para adecuar la vivienda por razones de discapacidad. 

No se puede deducir

Los gastos de conservación y reparación, arreglos de la casa; los gastos de sustitución de elementos: calefacción, ascensor…; las mejoras; las plazas adquiridas con la vivienda y que excedan de dos o compradas de forma independiente a la adquisición de vivienda.

Y si tienes un piso alquilado, no te pierdas ESTE POST sobre los ingresos por alquiler y la necesidad de declararlos.

ACCEDE A LA NOTICIA EN INVERTIA

Ingresos por alquiler
Escrito por Foro Consultores

¿Cómo se declaran los ingresos por alquiler?

L


legó el momento de la Declaración de la Renta 2018. La vivienda tiene especial protagonismo, especialmente si se tiene algún piso en alquiler. Te contamos como se declaran los ingresos por alquiler en el IRPF ¿Qué se consideran rendimientos de capital inmobiliario? Bienes rústicos o urbanos de los que se obtenga un rendimiento por alquiler, salvo que el arrendamiento se realice como actividad económica (para lo que debe tener alguna persona contratada).

¿Qué hay que declarar?

En este apartado se debe incluir los ingresos totales en el apartado de rendimientos de capital inmobiliario. Para calcular el importe sobre el que se paga impuestos, de la cantidad percibida se restan los gastos deducibles y se obtiene el beneficio, que es sobre el que se paga.

Importante. Cuando el inmueble que se alquila es una vivienda, del total del rendimiento neto por alquiler, el 60% está exento.

Qué se puede deducir:

  • Amortización anual del inmueble: 3% sobre el mayor de estos valores: coste de adquisición o valor catastral. Muy importante: se debe excluir el valor del suelo.
  • Intereses del préstamo hipotecario
  • Gastos de conservación y reparación. No son deducibles los gastos destinados a la ampliación o mejora del inmueble.
  • Tributos y tasas:
  • Seguro de la casa.
  • Gastos de la comunidad, vigilancia, portería…
  • Gastos derivados de la formalización del contrato de alquiler
  • Ojo con las rentas pendientes de cobro si las hubiera.

Casa alquilada a un familiar

Hacienda dice que, si es hasta tercer grado incluido, el rendimiento computable no debe ser inferior a la cuantía resultante de: 2% del valor catastral que corresponda al inmueble en cada periodo impositivo. O el 1,1% del valor catastral en caso de que hayan sido revisados o modificados.

Alquiler turístico

El mecanismo es similar al anterior. Pero en este caso, no está exento del 60% previsto para las viviendas alquiladas y destinadas a residencia habitual. Y, además, el periodo en el que el inmueble no ha estado ocupado, debe declararse como renta imputada.

En nuestra colaboración en Invertia, además de desglosar todos los apartados anteriores, puedes ver algún ejemplo que te puede ayudar.

Y si necesitas solventar más dudas, entra en el Manual Práctico Renta 2018 en el capítulo 4º Rendimientos de Capital Inmobiliario.

ACCEDE AL POST COMPLETO EN INVERTIA

Más info del sector en nuestro Blog y Sala de Prensa

la vivienda habitual en el IRPF
Escrito por Foro Consultores

¿Puedes deducir tu vivienda habitual en el IRPF?

La vivienda habitual en el IRPF desgrava si se ha comprado antes del 1 de enero de 2013.  A partir de esa fecha, las deducciones estatales se han eliminado. Pero recuerda que hay Comunidades Autónomas que mantienen algunaDe ahí que sea recomendable entrar en la web correspondiente para no perderse nada.

Leer más
Declarar los ingresos por alquiler
Escrito por Consuelo R de Prada

Hacienda llama a tu puerta, ¿cómo declarar los ingresos por alquiler?

Ha llegado el momento de rendir cuentas con el Fisco y hasta el 2 de julio tenemos de plazo para presentar la Declaración de la Renta. En este post, te contamos cómo declarar los ingresos por alquiler en el IRPF. Ya sea  los obtenidos por arrendamiento habitual o vacacional y recuerda, Hacienda los tiene en el punto de mira, especialmente los segundos.

Leer más
Escrito por Foroprovivienda

Entramos en la recta final: no olvides la vivienda en la Renta 2015

¿Cómo tributan las viviendas en el IRPF? Quedan menos de 10 días y es necesario recordar que los contribuyentes deben incluir en la declaración de la renta todas las viviendas que estén a su nombre: habitual, segunda residencia o en alquiler.

Hacienda

En la declaración de IRPF deben incluirse todas las viviendas

Leer más
Escrito por Consuelo R de Prada

¿Cómo tributa la segunda residencia?

Quedan pocos días para presentar la declaración de la renta. En anteriores post hemos tratado la desgravación de la vivienda habitual (para los que compraron antes del 1 de enero de 2013), las deducciones para inquilinos y propietarios y ahora es el turno de la segunda residencia.

Si tienes una casa en la playa o en la montaña, que no tienes alquilada y que utilizas para tus fines de semana y vacaciones, debes incluirla en la declaración de la renta.  Pero, ¿cómo tributa la segunda vivienda?  Hacienda imputa una renta en el IRPF por la mera propiedad de un inmueble. Es lo que se considera imputación de rentas inmobiliarias que tributan al mismo tipo impositivo que el rendimiento del trabajo.

¿Y cómo se calcula?.-La renta que se declara equivale al 2% del valor catastral del inmueble o el 1,1% si el valor catastral ha sido revisado después del 1 de enero de 1994. Por ejemplo, una segunda vivienda con un valor catastral revisado en el año 2000 y que asciende 100.000 euros, deberá declarar por 1.100 euros. En el caso de que la vivienda no tenga aún valor catastral, la imputación general es el 1,1% del 50% del precio de adquisición.

Esto es solo si la vivienda no está alquilada, si está unos meses arrendada y otros se utiliza para  uso propio, se debe declarar una parte como renta imputada (los días utilizados como tal) y el resto como ingresos por alquileres.

Escrito por Consuelo R de Prada

Renta 2014: ¿cómo afecta a la vivienda?

Llegó el momento de rendir cuentas con Hacienda, ese amigo “fiel” que nunca nos olvida. Entre el 7 de abril y el 30 de junio debemos presentar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), la Declaración de la Renta para entendernos. Te contamos que cambios afectan al mercado de la vivienda

Compra.- ¿Qué me puedo desgravar por vivienda? Si compraste tu casa a partir del 1 de enero de 2013: nada, ya que el Gobierno eliminó este tipo de desgravación. Si lo hiciste con anterioridad mantienes la desgravación por vivienda habitual.

Los que adquirieron vivienda o realizaron algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013 tienen derecho a deducirse en 2014 y años posteriores, hasta el 15% de las cantidades invertidas con un límite de 9.040 euros (siempre que lo hiciesen en 2012 o anteriores). Esta deducción por vivienda habitual incluye: pagos de la hipoteca, pagos realizados al constructor y/o promotor y lo invertido en la ampliación o rehabilitación de la vivienda.

Los pagos para ampliación o rehabilitación de la vivienda habitual mantienen las deducciones del 15% de las cantidades invertidas, siempre que las obras finalicen antes de 1 de enero de 2017. Para obras que supongan la adaptación de la vivienda por cuestiones de discapacidad, la deducción puede llegar al 20% de la inversión, aunque en este punto también depende de la Comunidad Autónoma en la que residas.

País Vasco y Navarra, al tener su propio IRPF, continúan manteniendo la deducción por vivienda habitual con posterioridad a enero de 2013.

 

Casa elegida_60588949 para web

Vivir de alquiler. Este supone uno de los cambios más significativos. Para los contratos nuevos desde el 1 de enero de 2015 se elimina la deducción. Los que hayan firmado antes, sí que conservan su derecho a deducir parte de lo que pagan por el alquiler de su vivienda.

De momento, para la declaración de la renta de 2014, que debemos presentar ahora, quienes vivan de alquiler pueden deducirse el 10,05% de lo pagado al casero. Pero no es para todos, lo pueden hacer los tengan una base imponible inferior a los 24.107 euros y es más, solo se aplica en su totalidad (por el 10,05% con un máximo de 9.040 de euros anuales) para bases imponibles inferiores a 17.707,2 euros.  Eso sí, a esto se unen las deducciones autonómicas por alquiler.

El casero también tiene deducciones, que contaremos en otro post.

De momento, si quieres saber con detalle lo que dice Hacienda, en este enlace tienes acceso al manual de la Agencia Tributaria donde podrás comprobar lo que puedes desgravarte en función de tu lugar de residencia. También puedes acceder a un amplio reportaje del diario Cincodias, donde se explica apartado por apartado el enjundioso mundo de la declaración de la renta.

[twitter_follow username=»@foroconsultores» language=»en»]

[twitter_follow username=»@foroprovivienda» language=»en»]

 

[twitter style=»horizontal» text=»Renta 2014: cómo afecta a la vivienda Post de @foroprovivienda vía @foroprovivienda  » float=»left»]

Escrito por Consuelo R de Prada

¿Qué me puedo deducir por vivienda en la declaración de la renta?

La respuesta podría ser fácil, pero no lo es. En la declaración de la renta, existen deducciones estatales y autonómicas y para rizar el rizo, cada comunidad tiene sus condiciones.

Vamos a dar unas ideas básicas de los conceptos por los que se puede desgravar (compra, alquiler, obras de mejora). La idea es arañar unos «eurillos» que, en estos tiempos, no vienen  mal.

Compra.-Todos los que compraron antes del 31 de diciembre de 2012 mantienen la deducción fiscal por compra de vivienda habitual (el 15% hasta un máximo de 9.040 euros anuales). Pero este porcentaje se desdobla en dos tramos: estatal y autonómico, de ahí la necesidad de comprobar si ha habido cambios en la parte correspondiente a tu comunidad. Y otro matiz, en la declaración que hacemos ahora, la del ejercicio 2012, se suprime la compensación fiscal por deducción en adquisición de vivienda habitual aplicable a los contribuyentes que adquirieron su vivienda antes de 20 de enero de 2006 utilizando financiación ajena. Vamos, se puede desgravar un poco menos.

Obras.- Que no se te olvide. Las obras de mejora (eficiencia energética, accesibilidad, etc.), tanto en vivienda habitual como en cualquier vivienda, también permiten realizar deducciones, aunque depende del año de las mismas. Además, si han hecho obras  para mejorar la accesibilidad en tu edificio en 2012, también las puedes incluir en el IRPF.

Alquiler.- Al margen de las deducciones aprobadas por las comunidades autónomas, los  contribuyentes podrán deducir el 10,05% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual, siempre que su base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

Y a todas éstas, se suman las autonómicas, pero la variedad es tal que puede ocurrir que un joven con una renta inferior a 24.000 euros se desgrave por su alquiler unos 600 euros en una comunidad y nada en otra, dentro del tramo autonómico. Lo mismo ocurre por compra de vivienda. En este enlace tienes acceso al manual de la Agencia Tributaria y en él comprobarás lo que puedes deducirte en función de tu lugar de residencia. Pero si lo quieres ya desgranado, en elmundo.es tienes un resumen.

En próximos post ampliaremos información relacionada con la declaración de la renta. Por ejemplo, qué te puedes desgravar si tienes una vivienda alquilada.

1 2

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR