Escrito por Consuelo R de Prada

2016, entre la estabilización y la recuperación residencial

Comenzamos una nueva etapa en el sector. Probablemente entramos en el año de la recuperación en muchas zonas y de la estabilización en otras. Las expectativas económicas así lo marcan y los precios de la vivienda ya han tocado suelo, e incluso en zonas muy concretas, comienzan a repuntar. La compraventa también se está reactivando y así lo demuestran los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El pasado mes de noviembre el número total de transacciones de casas ascendió 28.733, un 13,7% más que en el mismo periodo de 2014.

Los expertos creen que la compra de vivienda vuelve a ser una opción atractiva, tras el fuerte ajuste de precios y unos tipos de interés en mínimos históricos. A esto se une la vuelta a la promoción. Las grúas se ven de nuevo y ya hay promociones enteras casi vendidas sobre plano, obviamente en localizaciones con alta demanda y donde falta producto. Además, los nuevos promotores se caracterizan por ofrecer un producto de mayor valor añadido (sostenible, personalizado y con mayores servicios) y adquieren suelos con fondos propios.

En términos generales, el ajuste de precios ya está hecho. Por lo que se refiere al stock hay zonas por debajo del nivel de equilibrio, lo que puede provocar leves subidas de precios en localidades del arco mediterráneo y en grandes capitales como Madrid y Barcelona. La financiación se reactiva con la recuperación del crédito a empresas y hogares.

El crecimiento del PIB es otro factor relevante. Los datos oficiales hablan de crecimientos de alrededor de un 3%. Una coyuntura propicia para el relanzamiento del sector, aunque esperemos que la incertidumbre política no provoque ningún contratiempo o quebradero de cabeza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR