eficiencia energética
Escrito por Foro Consultores

¿Cómo evaluar la eficiencia energética de tu nuevo hogar?

En el momento en el que quieras vender o alquilar tu vivienda es obligatorio disponer de un certificado energético. Un documento oficial que recoge las características energéticas de un inmueble y que evalúa desde el aislamiento térmico, la calefacción, el aire acondicionado, etc. Es decir, todo aquello que gaste energía. Te contamos como evaluar la eficiencia energética en tu hogar.

El documento, que solo puede emitir un técnico convenientemente acreditado, establece varias categorías, siendo la categoría A la más alta, que implica la mayor eficiencia energética.  Una vivienda de esta categoría tiene mucho más valor que las categorías inferiores.

Por eso mismo, siempre a la hora de emitir el certificado, se te indicará cómo puedes implementar tu vivienda para que sea más eficiente. Por supuesto, al hacer los correspondientes cambios, podrías solicitarlo de nuevo para acreditar tu nueva categoría.


¿Cómo puedo ahorrar en la factura?

Una vivienda eficiente no solo es bueno para el planeta sino también para el bolsillo del inquilino o del propietario, que puede ver cómo la energía se aprovecha mucho más. Sin embargo, aunque el consumo sea más reducido que en hogares que no son eficientes, también es importante, si queremos ahorrar, que tengamos una tarifa energética que se adapte a nuestras necesidades.

Para ello, conviene echar un vistazo a las ofertas de todas las compañías energéticas; una de ellas es Endesa, que cuenta con contratos de luz y de gas. Endesa es, además, una de las principales comercializadoras de España y actualmente se encuentra tanto en el mercado libre como en el regulado. Para descubrir toda la información que necesitas sobre Endesa, puedes echar un vistazo a este artículo: https://www.tarifasenergia.com/endesa/.

En el caso de que te interese alguna tarifa de luz o de gas de dicha comercializadora, debes contactar con el departamento de atención al cliente de Endesa a través de su número gratuito, por Internet o en cualquiera de los puntos de servicio de Endesa para la atención al cliente presencial. Con el servicio de Endesa de atención al cliente puedes contratar las tarifas pero también dar de alta la luz o el gas, cambiar la potencia, etc.


¿Cómo es una casa eficiente?

Las viviendas altamente eficientes cuentan con las siguientes características. ¡Toma nota para que puedas aumentar la categoría energética de la tuya!

  • Una de los puntos por los que más se cuela la energía son las ventanas. Por ello, conviene cambiarlas por unas de PVC con rotura de puente térmico o de aluminio. De esta forma, la calefacción no se escapará por la ventana en invierno ni dejará entrar el calor fuera en verano.
  • Cambia tus electrodomésticos por unos de categoría A; a ser posible, de la A++++. Estos equipos garantizan una eficiencia energética estupenda; son mucho más caros, claro está, que los de categorías inferiores; sin embargo, su mayor durabilidad está de sobra probada y, además, el sobrecoste se amortiza fácilmente con el gasto de energía que vas a ahorrar. ¡Sobre todo se nota en la lavadora y el aire acondicionado!
  • No pongas demasiado alto ni el aire acondicionado ni la calefacción. La temperatura ideal para la calefacción y el aire acondicionado es de 21 grados.

Entonces, ¿a qué esperas para obtener tu certificado? Puedes encontrar más información aquí.

Información proporcionada por PaperNest

certificado energético
Escrito por Foro Consultores

El certificado energético: una obligación del propietario

El certificado energético es obligatorio desde 2013, aunque parece que ha caído en el olvido. Por esta razón vamos a recordar qué supone, cuándo y quién debe entregarlo. El propietario es el encargado de hacerlo cuando vende una vivienda o la alquila. Pero, esta obligación, que también es necesaria para locales y oficinas, tiene algunas excepciones.

Están exentos los edificios o parte de los mismos aislados con una superficie útil inferior a 50 metros. También los que se compren para reformas importantes o demolición. E igualmente, las viviendas cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año.

certificado enérgetico, una obligación del propietario

 

 Ventajas del certificado energético

Esta calificación, que va desde la A a la G, supone un importante ahorro en la vivienda. Expertos del sector consideran que se pueden ahorrar de media más de 400 euros al año en calefacción o refrigeración. Pero puede ir incluso más allá. La diferencia entre alquilar o comprar una vivienda con calificación energética de consumo G y otra con calificación B se estima en unos 1.500-1.600 euros al año. Además, la certificación refleja cuál es la situación de la vivienda, qué mejoras serían buenas y aconsejables para gastar menos.

Y no olvides, vender o alquilar sin certificado energético conlleva una serie de sanciones que van desde los 300 hasta los 6.000 euros.

Si necesitas más información, la puedes leer en nuestra colaboración habitual en el portal Invertia.

 

ACCEDE A LA NOTICIA EN INVERTIA

 

 

Escrito por Rubén Cózar

Toda la verdad sobre el certificado energético (III): que no te den gato por liebre

Después de dos post sobre este tema, lo último que me queda por hablar del certificado es cómo y con quién lo hago. Os voy a contar algunas nociones de cómo se hace para que luego entendáis mis consejos.

El certificado energético se elabora con unos programas estándar que calculan la demanda energética de un inmueble y el consumo de éste, basándose en sus instalaciones y estimando que se tiene que mantener una temperatura de 20ºC todo el año.

Leer más
Escrito por Rubén Cózar

Toda la verdad sobre el certificado energético (II)

Continuando con el anterior post, la verdad es que tener una A actualmente es bastante complicado/imposible. El caso es que, como comenté, la escala está bien hecha y pensada para que dure muchos años sin modificaciones.

Una de las premisas en la elaboración de la escala fue la siguiente: “La obtención de la clase A estaría, en cualquier caso, reservada a aquellos edificios singulares con un diseño acertado, un uso significativo de energías renovables y soluciones de eficiencia energética en la envolvente térmica y en sistemas, sin que el contexto de rentabilidad económica sea determinante”.  Además añade: “Se deduce que los edificios nuevos destinados a viviendas que cumplan estrictamente el CTE-HE, estarán distribuidos a izquierda y derecha de la frontera entre las clases C y D, teniendo una parte significativa de ellos una de esas dos clases. En ningún caso sucedería que edificios que cumplan estrictamente los requisitos mínimos de eficiencia energética del CTE-HE entraran en la clase A”.

Ahora, vamos a analizar y traducir partes del párrafo:

1.- “reservado a aquellos edificios singulares con un diseño acertado” El arquitecto se lo tiene que currar para hacer una edificio bioclimático en el que el sol incida de no sé qué manera…bla, bla, bla… esto suele ser equivalente a feo y caro.

2.- “un uso significativo de energías renovables y soluciones de eficiencia energética en la envolvente térmica y en sistemasTendrá que incluir energías renovables, pero esto tiene truco, como podéis ver en esta tabla de emisiones de CO2 por KW consumido en la vivienda, es decir se incluye la energía gastada en el transporte y en la transformación.

1

2

Curioso verdad, estaremos todos de acuerdo en que la energía solar no produce CO2, en cambio fijaros: se considera que la biomasa y los biocarburantes tienen unas emisiones neutras de CO2, ya que liberan lo que han recogido previamente de la atmósfera en el crecimiento de las plantas… hasta aquí podemos estar de acuerdo (aunque el carbón también en su momento hace milenios fijo CO2) pero bueno aceptamos barco… Lo que no he visto nunca ha sido meterse solos en una caldera unos tronquitos de pino, y tampoco cuando voy al monte veo que haya montoneras de pellets ya preparadas. Es decir, la biomasa es el enchufado de turno que aunque genera menos emisiones de CO2 que los demás, no cuentan.

Por lo tanto, nuestro intrépido arquitecto no se libra de poner una caldera de biomasa para poder tener una A, además de forrar el edificio por donde pueda de paneles solares. Lo de poner molinos de viento en la azotea todavía no lo veo…

3.- “sin que el contexto de rentabilidad económica sea determinante”, vamos que además de todo lo anterior no debes escatimar en materiales de la envolvente térmica, diseño e inversión rayando la inviabilidad económica. Es decir, que todo el dinero que te gastes en hacerlo no lo recuperarás en la energía que te ahorras durante su vida útil.

En resumen, a mí me parece bien que sea tan difícil tener una A, eso legitimará la escala y la hará creíble dando valor a las viviendas más eficientes (fijaros lo que nos comemos la cabeza con el consumo de los coches y el de las casas ni mentarlo, siendo otro gasto importante en una familia).

Escrito por Consuelo R de Prada

Si vendes o alquilas tu casa necesitas el certificado energético

Si vas a vender o alquilar tu casa, desde el 1 de junio tienes que preocuparte de un asunto más. Una obligación que también será necesaria para locales y oficinas.

Hablamos del certificado energético o etiqueta de eficiencia energética, documento que será necesario bajo multa de hasta 6.000 euros. Un requisito más, cuyas competencias pertenecen a las comunidades autónomas, que deben crear un registro. El problema es que hay comunidades que aún no han constituido ese organismo para entregar el certificado correspondiente.

¿Y cuál es el objetivo? Para unos, simplemente tiene un afán recaudatorio, obviamente para los impulsores del mismo, el objetivo es buscar eficiencia energética y  además consideran que favorecerá la promoción de inmuebles con un menor consumo energético. Se verá…

¿Qué supone? Esta etiqueta es similar a la que tienen los electrodomésticos. En ella se evalúa qué categoría energética tiene el inmueble en cuestión, en función del consumo de energía que necesita para tener unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación. Esta calificación se representa mediante una escala de siete letras, en la que la A constituye la eficiencia máxima y la G,  la menor.

¿Quién debe encargarse?- Es el propietario es el que debe buscar una empresa/ profesional que se encargue de hacerlo, que costará una media de unos 150/200 euros, aunque  todo depende de la superficie de la vivienda. Arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros y técnicos industriales son los profesionales habilitados para realizar este tipo de certificaciones.

Una vez hecho, debe registrarse el documento en el organismo correspondiente de la comunidad autónoma. Y además, este documento se deberá entregar al comprador o mostrar al nuevo inquilino. Tendrá una validez de 10 años  y el propietario es el responsable de la renovación o actualización conforme a lo que establezca el órgano competente de la comunidad autónoma. Para entendernos, es parecido a las ITEs de los edificios.

Sanciones.- En caso de no tener este certificado, habrá tres tipos de sanciones, una leve, otra grave y otra muy grave y las cuantías irán desde los 300 euros hasta los 6.000 euros.  El Colegio de Administradores de Fincas de Madrid recomienda a las comunidades de vecinos, además de una campaña informativa, que las comunidades de propietarios encarguen un certificado único del edificio.

En definitiva, un requisito más que debemos tener en cuenta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR