Escrito por Rubén Cózar

Toda la verdad sobre el certificado energético (III): que no te den gato por liebre

Después de dos post sobre este tema, lo último que me queda por hablar del certificado es cómo y con quién lo hago. Os voy a contar algunas nociones de cómo se hace para que luego entendáis mis consejos.

El certificado energético se elabora con unos programas estándar que calculan la demanda energética de un inmueble y el consumo de éste, basándose en sus instalaciones y estimando que se tiene que mantener una temperatura de 20ºC todo el año.

Leer más
Escrito por Rubén Cózar

Toda la verdad sobre el certificado energético (II)

Continuando con el anterior post, la verdad es que tener una A actualmente es bastante complicado/imposible. El caso es que, como comenté, la escala está bien hecha y pensada para que dure muchos años sin modificaciones.

Una de las premisas en la elaboración de la escala fue la siguiente: “La obtención de la clase A estaría, en cualquier caso, reservada a aquellos edificios singulares con un diseño acertado, un uso significativo de energías renovables y soluciones de eficiencia energética en la envolvente térmica y en sistemas, sin que el contexto de rentabilidad económica sea determinante”.  Además añade: “Se deduce que los edificios nuevos destinados a viviendas que cumplan estrictamente el CTE-HE, estarán distribuidos a izquierda y derecha de la frontera entre las clases C y D, teniendo una parte significativa de ellos una de esas dos clases. En ningún caso sucedería que edificios que cumplan estrictamente los requisitos mínimos de eficiencia energética del CTE-HE entraran en la clase A”.

Ahora, vamos a analizar y traducir partes del párrafo:

1.- “reservado a aquellos edificios singulares con un diseño acertado” El arquitecto se lo tiene que currar para hacer una edificio bioclimático en el que el sol incida de no sé qué manera…bla, bla, bla… esto suele ser equivalente a feo y caro.

2.- “un uso significativo de energías renovables y soluciones de eficiencia energética en la envolvente térmica y en sistemasTendrá que incluir energías renovables, pero esto tiene truco, como podéis ver en esta tabla de emisiones de CO2 por KW consumido en la vivienda, es decir se incluye la energía gastada en el transporte y en la transformación.

1

2

Curioso verdad, estaremos todos de acuerdo en que la energía solar no produce CO2, en cambio fijaros: se considera que la biomasa y los biocarburantes tienen unas emisiones neutras de CO2, ya que liberan lo que han recogido previamente de la atmósfera en el crecimiento de las plantas… hasta aquí podemos estar de acuerdo (aunque el carbón también en su momento hace milenios fijo CO2) pero bueno aceptamos barco… Lo que no he visto nunca ha sido meterse solos en una caldera unos tronquitos de pino, y tampoco cuando voy al monte veo que haya montoneras de pellets ya preparadas. Es decir, la biomasa es el enchufado de turno que aunque genera menos emisiones de CO2 que los demás, no cuentan.

Por lo tanto, nuestro intrépido arquitecto no se libra de poner una caldera de biomasa para poder tener una A, además de forrar el edificio por donde pueda de paneles solares. Lo de poner molinos de viento en la azotea todavía no lo veo…

3.- “sin que el contexto de rentabilidad económica sea determinante”, vamos que además de todo lo anterior no debes escatimar en materiales de la envolvente térmica, diseño e inversión rayando la inviabilidad económica. Es decir, que todo el dinero que te gastes en hacerlo no lo recuperarás en la energía que te ahorras durante su vida útil.

En resumen, a mí me parece bien que sea tan difícil tener una A, eso legitimará la escala y la hará creíble dando valor a las viviendas más eficientes (fijaros lo que nos comemos la cabeza con el consumo de los coches y el de las casas ni mentarlo, siendo otro gasto importante en una familia).

Escrito por Rubén Cózar

Toda la verdad sobre el certificado energético (I)

¿El certificado energético es un nuevo impuestoNo, lo que ha pasado es que lo han puesto en un momento muy inoportuno y no tenerlo nos ha hecho perder dinero a muchos españoles. El caso es que desde el año 2002 hay una directiva que nos obligaba a hacerlo y nos daba un “pequeño plazo» de 10 años para ponerlo en marcha. Pues bien, como nuestros políticos tienen el conocimiento justo para pasar el día…han tardado 10 años y 4 meses (por lo cual nos han puesto una «bonita» multa la comunidad europea).

Lo que sí es un impuesto es la tasa de registro que estaban pensando algunas comunidades autónomas. Parece que la comunidad de Madrid quería cobrar 40 euros, aunque luego ha dado marcha atrás. Veremos en lo que queda finalmente y es que nuestros políticos no pierden oportunidad…

Y ¿por qué hemos perdido dinero?  Lo explicaré. El hecho es que algunas viviendas construidas en España antes del primer código técnico CBE-CT 79 (viviendas construidas en su mayoría antes de 1981) no tienen ningún aislamiento y la mayoría pierden dinero por la climatización.  Un ejemplo, típica comunidad de vecinos  con caldera común de gasóleo C que lleva pagando en estos 10 años de retraso el gasóleo a precio de oro. Si en 2002 hubiese hecho una inversión para aislar la fachada y cambiar los cerramientos, es posible que en cinco años la hubiese amortizado y el resto de años estuviese pagando la mitad del combustible que necesita actualmente. Vamos, un despilfarro con el que las energéticas están encantadas (seguro que también han puesto su granito de arena para que esto se demorase tanto).

Mi casa tiene una G, ¿cómo es posible? pero, si cambie las ventanas hace unos años. Una de las cosas que está bien hecha es la escala, aquí no pasará como con las lavadoras, que ya vamos por AAA+++ requeteplus. Actualmente es imposible que un piso nuevo construido, cumpliendo el actual código técnico, tenga una A. Es más, la escala está pensada para que el 90% de las viviendas construidas con el código técnico actual tengan C o D, y recordemos que el nuevo código técnico es de 2007, año del estallido de la burbuja y desde entonces se han visado 3 proyectos en España. Y  muchas de las casas de antes del 81 tendrán F o G si no han sufrido reformas importantes en instalaciones y envolventes térmicas.

Y,  la pregunta del millón ¿cómo puedo tener una A? pues ya os lo contare en próximos post, pero os daré la pista de que la biomasa será la gran protagonista.

 

Escrito por Jose Escolano

Orientación con la orientación

A la hora de comprar una casa, una de las características que debemos tener en cuenta es la orientación. Mucha gente no lo tiene en cuenta, y a la larga, lo acaba pagando y se arrepienten de no haberse fijado en su momento en este “nimio” detalle.

¿Cuál debo elegir? Depende de tus gustos y necesidades. La elección de la orientación implica fundamentalmente dos factores: luminosidad y temperatura; dependiendo de la orientación la casa resultará calurosa, cálida, fresca o fría; o muy luminosa, clara a ciertas horas u oscura.

Leer más

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR