desarrollos del sureste de Madrid
Escrito por Ignacio Ortiz de Andrés

¿Qué pasa con los desarrollos del Sureste de Madrid?

Los conocidos como desarrollos del Sureste de Madrid son un conjunto de ámbitos urbanísticos ubicados en la corona más exterior del municipio madrileño. Forma parte de los mismos el muy conocido Ensanche de Vallecas, prácticamente agotado en su capacidad residencial. El resto están pendientes del Ayuntamiento de la capital.

Se suman El Cañaveral, Los Cerros, Ahijones, Los Berrocales y Valdecarros. A día de hoy, el Ayuntamiento de la Capital, está redefiniendo la estrategia del sureste. Todo apunta al bloqueo inminente de todos los ámbitos, a excepción del Ensanche de Vallecas y El Cañaveral. Hay que señalar la obra civil que ya se ha ejecutado en función del planeamiento vigente.

 

Obra civil en los desarrollos del sureste de Madrid

Los verdaderos cimientos a la hora de hacer ciudad son los dispuestos por la obra civil. Posteriormente vendrá la arquitectura, pero antes hay que transformar el terreno para que sea habitable. Así nos encontramos con numerosas infraestructuras como vías de servicio en carreteras, puentes que vertebran el territorio, viales y calles dentro de la urbanización. Son necesarios desvíos de canalizaciones ya existentes y construcción de nuevas donde se incluyen conducciones de agua, electricidad, gas. El saneamiento juega un papel fundamental y se construyen estanques de tormentas, que permiten regular las lluvias cuando son copiosas.

 

desarrollos del sureste de Madrid

 

En los Desarrollos del Sureste la obra civil ejecutada es cuantiosa. Destaca, en especial, Los Berrocales con 180 millones de euros invertidos, como reflejaba en un artículo firmado con Luis Martín de Ciria en El Mundo. El inminente bloqueo, que ya se estaba produciendo de facto desde un tiempo atrás, pone a los juntacompensantes en una comprometida situación de indefensión. La asunción de tan elevados gastos seguida de un nuevo escenario de incertidumbre carece de toda lógica urbanística.

 

Desclasificación del suelo y el alza de precios

Con el cambio de gobierno en Madrid vino otra manera de entender la ciudad y su desarrollo urbano. Es decir, en la actualidad se niega su necesidad de crecer en el espacio en pro de la rehabilitación de lo existente. Pero rehabilitar en muchos casos no deja de ser una entelequia.

Este cambio de mentalidad también ha afectado a la Operaciones Chamartín  y  Campamento.  Aunque en el caso de la  Operación Chamartín parece que ya se ha desencallado tras 25 años de lucha.

Dicha política, es repetición de la que hizo Eduardo Mangada a principios de la década de los ochenta. El que fuera Concejal de Urbanismo en tiempos de Tierno Galván defendía que Madrid no crece ni crecerá. El tiempo lo dejó en su sitio. Sin embargo, sigue haciendo discurso en la Mesa de urbanismo de los Desarrollos del Sureste. Tiene una clara complicidad con el actual Concejal.

¿Bloqueo?

El último paso es la reciente propuesta por parte del Ayuntamiento de sus alternativas para el Sureste. De llevarse a cabo, supondrá el bloqueo de los mismos. Una de las alternativas más graves planteadas es la desclasificación de suelo. Es decir, en algunos grandes terrenos donde se iba a construir, se le quita esa clasificación. Si ese sucede se incurría en responsabilidad patrimonial. Los madrileños tendrán que indemnizar, de acuerdo con la ley, con cientos de millones de euros a los propietarios de suelo.

El resultado en el precio de la vivienda de dicha zona, que debemos medirlo en el ámbito con mayor actividad promotora que es El Cañaveral, no se ha dejado esperar. Va a ser el último reducto con volumen para hacer vivienda hasta ahora económica. El bloqueo del Sureste y la demanda están provocando el alza de los precios. Carmena ‘sentencia’, por lo tanto, la vivienda económica. Puedes ampliar información el blog Entorno habitable de EL MUNDO.

 

Imagen: @i_ortizdeandres

 

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!!Share on Facebook4Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn9Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Your email address will not be published. Los campos requeridos están marcados *