vivienda sostenible Corredor del Henares
Escrito por Foro Consultores

¿Qué supone que una vivienda sea sostenible?

Vivienda sostenible. Hay palabras que de tanto usarlas pierden su esencia. Es el caso de la sostenibilidad que está en boca de todos pero llevarla a la práctica es otra historia, especialmente en el mercado inmobiliario: paneles solares, azoteas verdes, materiales reciclados, biomasa, geotermia…

La crisis la dejó de lado, pero parece que estamos avanzando de nuevo y, aunque sea poco a poco, algunas promotoras ya se están concienciando de esta necesidad. Cierto es que aún queda recorrido para conseguir que los hogares del futuro, de los que ya hablábamos en los post de Aida García Álvarez, sean totalmente sostenibles.

 

Promoción Madrid 127

 

Pero tal vez deberíamos centrarnos en la importancia del vocablo, ¿qué supone construir una vivienda sostenible? Para empezar, ahorra energía, agua y recursos, limitando la contaminación en el interior y en el exterior, algo nada despreciable, tanto para el medioambiente como para el bolsillo de sus habitantes. Además, las viviendas autosuficientes aprovechan recursos como el agua de lluvia, la energía solar o la eólica, para disminuir la dependencia de las fuentes tradicionales. A esto se une que la construcción que utiliza materiales reciclados, también reduce el consumo de energía en la edificación.

 Vivienda sostenible: la normativa se impone

La Unión Europea quiere que los edificios que se construyan en España a partir de 2020 tengan un consumo energético casi nulo y que los que se hayan levantado con anterioridad a esa fecha sean capaces de reducir su derroche de energía. Esto implicará un sobreesfuerzo de las promotoras por mejorar las calidades de la construcción y velar para que la vivienda sea realmente eficiente. Algunas ya están haciendo los deberes, buscando la máxima calificación energética o incluyendo sistemas de calefacción y climatización alternativos. Curiosamente la normativa española está poniendo «palos en la rueda» en vez de facilitar y ayudar en la eficiencia energética.

Poner en práctica todas estas medidas puede suponer un coste adicional en la construcción de obra nueva entre un 5 y un 10%  (obviamente depende del grado de sostenibilidad), una pequeña cantidad que a la larga compensa porque se amortiza en pocos años y las viviendas serán más eficientes: reducirán el consumo, los gases de efecto invernadero y ayudarán crear un planeta mejor. Porque, como decía Víctor Hugo, «produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha».

La sostenibilidad no es valor intangible. Paneles solares, azoteas verdes o materiales reciclados ya comienzan a utilizarse, junto con el uso de biomasa y geotermia. Y a medida que se vayan imponiendo en las nuevas construcciones, también bajarán su coste.

Las calderas de biomasa (pellets, astillas, briquetas…) y la geotermia (energía que se extrae del interior de la tierra mediante bombas) garantizan la calefacción, aire acondicionado y agua caliente. Estos nuevos sistemas de calefacción y de climatización, mediante desarrollos a bajas temperaturas, como son los suelos radiantes, consiguen un descenso en el consumo de energías fósiles y contaminantes.

Pero ahí no queda todo, podemos conseguir edificios más sostenibles mejorando los sistemas de construcción con sistemas aislantes y materiales reciclados. En este punto ya se está trabajando con el fin de conseguir calificaciones energéticas altas, cada vez más valoradas por los usuarios.

 

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Your email address will not be published. Los campos requeridos están marcados *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR