Hogares futuro
Escrito por Aida García Álvarez

Los hogares del futuro (I): la revolución de las máquinas

Hace muchos años que se habla de domótica y son muchas las películas y series que nos enseñaban un futuro lleno de electrónica sin cables, pantallas flotantes y luces de neón en una ciudad gris metalizado. Parecía que hasta que no tuviéramos una pantalla como la que manejaba Tom Cruise en Minority Report no podríamos hablar de que la domótica fuera una realidad. Así serán las casas de futuro.

La verdad es otra. Aunque aún tengamos pantallas de soporte fijo, la domótica ya está aquí y evoluciona muy deprisa.

Ha cambiado de nombre y se ha colado en nuestro hogar de forma silenciosa, y sin neón. Ahora escuchamos hablar de “el internet de las cosas”, “la tecnología inteligente” o el M2M (machine to machine, máquinas que comparten información entre sí). No es ninguna novedad que ya se pueden controlar de forma remota muchos aspectos básicos del hogar: persianas que subes y bajas durante tus vacaciones, climatización personalizada desde un smartphone o alarmas y sistemas de apertura sin necesidad de códigos.

Las cocinas del futuro

En las cocinas se producirá una auténtica revolución. Imagen de la página web de Panasonic

Pero, ¿qué está por llegar?

De todo. En las cocinas la revolución será enorme. Neveras que controlan la lista de la compra y el estado de los alimentos, además de sugerir recetas con los ingredientes disponibles ¿Lo de abrir el horno y recibir una bocanada de aire ardiendo? Olvídalo. Los hornos llevarán cámara interior para poder ver cómo va tu asado desde la televisión de tu cuarto o el espejo del baño. Cafeteras programables para que tu café esté listo nada más levantarte y un tostador que se activa en cuanto “te ve”.

Además, los papeles se cambian. No tendrás que ocuparte de tu casa, tu casa se ocupará de ti. Sugerencias del armario sobre tu ropa, basándose en la previsión meteorológica. ¿Recuerdas el espejo del baño del que hablábamos, el que te enseñaba como iba tu asado? Te mostrará también todas las noticias de la mañana, tu agenda del día o la situación de tus cuentas y, aunque parezca sorprendente, analizará tu estado de salud.
En los pequeños recados del día a día, también habrá muchas mejoras. No tiene sentido comprar por internet, si al final tienes que ir a la oficina de correos más cercana porque tu pedido llega cuando no estás. Por eso, desde Panasonic, por ejemplo, aventuran que dispondremos de un buzón que, con el código del paquete, se adaptara al tamaño y temperatura de nuestra compra.

¿Temperatura? Sí, puede que lo de ir al supermercado también se haya terminado. Para manejar todo esto, no será necesario que estemos pegados a una pantalla las 24 horas del día. El plan es que muchos de estos sistemas se activen directamente por voz, y no con unas ordenes secas y antinaturales, en un futuro no tan lejano hablaremos con nuestra nevera como hablamos con cualquier persona.

Adiós a la privacidad

Por supuesto, existen algunos puntos negativos de tanta automatización. Uno de los que más preocupa es la privacidad del usuario. Este tipo de sistemas requieren una gran cantidad de información para poder personalizar los servicios. Las compañías tecnológicas tienen un gran reto para garantizar que no se utilicen en contra de sus clientes.

De mano de quién llegarán estos avances, es otra cuestión. Varias empresas participarán en la batalla por ser el rey del hogar. Algunas de las que más están apostando por este sector son Panasonic, con su “casa del futuro” que pretende que sea realidad en los juegos olímpicos de Tokio 2020 o Samsung que tiene desde hace años una gama de electrodomésticos que pueden controlarse con un smartphone. LG propone comunicarse con los electrodomésticos a través de Line y como no podía ser de otra manera, Google, con Google Home, y Apple quieren su trocito del pastel. Por ejemplo, ya existen sistemas compatibles con IOS para el manejo de algunos aparatos del hogar.

Toda esta tecnología ya está aquí, ahora queda por ver cómo y cuándo llegará a los hogares y dejará de ser un producto de feria tecnológica o millonario excéntrico.

 

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Your email address will not be published. Los campos requeridos están marcados *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR