Escrito por Jose Escolano

El Euribor la lía parda

¡Euribor en valores negativos! Probablemente nunca nadie llegó a planteárselo hace unos años, pero hoy es una realidad, a medias, pero una realidad, al fin y al cabo. Y digo que es una realidad a medias, porque por ahora solo ha marcado valores negativos algunos días y el índice de referencia es una media mensual, con lo que, si hacemos la media de todo un mes, nos sigue saliendo positivo. Eso no quita para que podamos llegar a ver un valor mensual negativo en un momento dado.

Y en tal caso, ¿qué pasará con las hipotecas? La mayoría de las hipotecas no tiene recogida esta casuística, con lo que, si nos atenemos a los que se firmó en su día, si la hipoteca tiene un índice variable de Euribor más un diferencial, si aplicamos un Euribor negativo, todavía siga siendo positiva, porque es muy difícil que el Euribor supere el 0,19 que tienen como diferencial las hipotecas más baratas que se han concedido en este país al público en general.

Pero, si esto sucede, ¿nos van a pagar por prestarnos dinero? Tanto como pagarnos, no diría yo, pero no me sorprendería que alguna cuota hipotecaria se viese bonificada, porque atendiendo a lo firmado, es lo que debería ser. Si los bancos actuasen de “buena fe”, esto debería estar dentro de la normalidad. Otra cosa, es que lo hagan, y haya que esperar a que algún juez dicte una sentencia en la que obligue a bonificar las hipotecas en caso de que la suma del diferencial y del Euribor salga negativo. Tampoco nadie pensó nunca que se iba a poder acabar con las cláusulas suelo y mira tú por donde, ya no son lo que eran.

De todas formas, estamos hablando de ciencia-ficción, todavía queda mucho trecho hasta que esta situación llegue. Antes de eso, aún nos queda por ver que sigan bajando los diferenciales, o que se consolide la contratación de hipotecas a tipo fijo. Cada día vamos viendo cómo se contratan más y más hipotecas bajo esta modalidad. Y no es extraño, es una solución óptima tanto para el banco como para el cliente, tal y como están el Euribor y los diferenciales a día de hoy, ya que permite a ambas partes presupuestar a ciencia cierta, ingresos y gastos, respectivamente, a largo plazo.

Sobre todo, personalmente creo que es muy interesante para los hipotecados, ya que no es normal que el Euribor tenga los valores actuales y lo lógico es que, dentro de unos años, tenga valores similares o superiores al tipo de interés al que se están concediendo las hipotecas a tipo fijo actualmente y que los que contraten una hipoteca a tipo fijo, hoy paguen un poco más, pero dentro de un tiempo, un poco menos.

En cualquier caso, esto son apuestas, y pueden salir bien, pero pueden salir mal. Y las hipotecas a tipo fijo tienen la ventaja de que sabes cómo te va a salir la jugada, y puede que contratarla a tipo variable sea una apuesta mejor o peor, he ahí el quid de la cuestión.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Your email address will not be published. Los campos requeridos están marcados *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR