Escrito por Consuelo R de Prada

¿Cuántos años y sueldo necesitas para adquirir una casa?

Una persona necesita de media 7,4 años de sueldo íntegro para comprar una vivienda en España, según datos de Sociedad de Tasación. Una cifra que se sitúa lejos de los 4 años de salario recomendados por los expertos para que se pueda hablar de un acceso a la vivienda razonable. Es lo que se denomina índice de esfuerzo inmobiliario, un dato que se obtiene a partir del cociente entre el valor de mercado de la vivienda y los ingresos medios brutos anuales que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su encuesta anual de estructura salarial. Obviamente, hablamos de medias.

Los compradores en las Islas Baleares lo tienen aún más difícil, ya que es la comunidad autónoma donde se requieren más años y sueldo para adquirir una viviendaya que se necesitan 14,2 años de ingresos brutos. En el lado contrario se sitúa Castilla La Mancha, donde están las casas más accesibles y tan sólo es necesario 5,4 años de salario. En Madrid, por ejemplo, hay que dedicar de media el sueldo de 8,5 años y en Cataluña, 8.

No obstante, vamos mejorando. Estos son datos del tercer trimestre de 2015. Si lo comparamos con el mismo periodo de 2014, el ratio ha bajado ligeramente, ya que en ese momento de media se necesitan 7,6 años. Es poco, pero mejor eso que nada o lo contrario. Obviamente esto va unido a la bajada del precio de la vivienda que se ha producido durante los últimos años.

Evolucion historica

Los datos son más reveladores si nos atenemos a los años del boom. En 2004, por ejemplo, el esfuerzo para adquirir una vivienda ascendía a casi 11 años de sueldo y el punto máximo se produjo en 2007 cuando eran necesarios 13,4 años. La tendencia parece a la baja, tal y como se aprecian en los gráficos de ST, aunque tal vez lejos del esfuerzo deseable, ya que los españoles necesitamos más años y sueldo para ser propietarios que la media europea.

Escrito por Consuelo R de Prada

Con el euríbor casi al 0%, ¿hipoteca a tipo fijo o variable?

Estamos en un momento en el que el euríbor ha caído hasta el 0,07%, algo insólito desde el nacimiento de este índice en 1998. Por otro lado, los diferenciales apenas superan el 1,20%, lo que hace muy atractivas las hipotecas a tipo variable, lejos del 3 y hasta el 4% de hace poco tiempo. La bajada de los diferenciales ha sido muy importante y muchas entidades están ofreciendo propuestas interesantes. En este enlace puedes ver las diez hipotecas con el diferencial más bajo.

Pero a esto se une el descenso de los tipos en las hipotecas fijas que, en algunos casos, se acercan al 2%. Unas circunstancias que nos hace replantearnos la situación y preguntarnos: ¿qué es mejor, elegir una hipoteca a tipo fijo o variable?

¿Por cuál apostar? Depende de cada situación. Con la hipoteca variable, a priori, se deberían pagar menos intereses a largo plazo, al adaptarse cada revisión a la situación del mercado y siempre que los tipos se mantengan bajos durante toda la vida del crédito. Pero a cambio, puede suponer pagar cuotas mayores ante una hipotética y elevada subida de los tipos de interés. Con la hipoteca a tipo fijo, te aseguras abonar siempre lo mismo.

dudas a la hora de comprar casa

Otro punto que se debe tener en cuenta, el plazo de amortización. Suele ser inferior en las hipotecas a tipo fijo, ante lo cual hay menos tiempo para pagar. Aquí depende mucho del importe que se necesite y la capacidad de pago mensual. Si el importe que se pide es bajo, probablemente compense. En caso contrario, igual es mejor acudir a una tipo variable, donde los plazos de amortización pueden llegar hasta 40 años. También hay que valorar en cada caso las comisiones que tiene cada una de ellas y los requisitos que piden para su contratación.

La elección debería depender del grado de aversión al riesgo. Si te preocupa el futuro y quieres tener la certeza de lo que vas a pagar siempre, una hipoteca a tipo fijo con las condiciones actuales, puede ser una buena opción. De todos modos, estamos en un buen momento para elegir la mejor hipoteca al margen de que sea a tipo fijo o variable. Bucea en la webs de las entidades financieras y de los comparadores para conseguir la más idónea a tu situación.

En la última década, más del 90% de los préstamos hipotecarios firmados en España se han escriturado a tipo variable y la evolución en la petición de hipotecas va en aumento, ante un mercado inmobiliario que se anima. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en agosto se inscribieron 19.272, un 25,8% más que en el mismo periodo de 2014.

Escrito por Carlos J. Serrano

Vivienda: casi todo se vende, es cuestión de precio

A la hora de vender una vivienda hay algunos aspectos fundamentales: la localización, el precio, los metros, la orientación, el estado del inmueble o la financiación…

Si el inmueble está muy bien ubicado parte de una situación mejor y suele tener menos problemas para su venta, pero en este post nos vamos a ocupar de aquellas viviendas que no tienen la mejor ubicación y además, sus condiciones tampoco son las idóneas para que el piso resulte atractivo a primera vista.

¿Qué pasa en estos casos? Desde mi experiencia, como comercial en el sector inmobiliario, todo o casi todo se puede vender. Desde el sótano más húmedo, hasta el ático más luminoso, pasando por la vivienda unifamiliar más exclusiva, todos tienen su comprador. Es cuestión de poner un precio adecuado al mercado.

Inmuebles de las entidades financieras

Aunque actualmente el sector inmobiliario está repuntando, un buen ejemplo, que ilustra este post, han sido las viviendas de entidades financieras. En los últimos años, especialmente en plena crisis, los inmuebles que tenían más demanda eran los de los bancos. Unas viviendas, en general, de precios más asequibles, con necesidad de una buena reforma, ubicadas en unas zonas poca atractivas y deterioradas por los efectos de la situación económica. Con esta descripción, a priori, parecía difícil su venta, sin embargo se han vendido y se venden porque el propietario ha hecho hincapié en el punto clave: el precio.

Los sótanos o los pisos altos sin ascensor son otros de los numerosos ejemplos con los que nos encontramos en portales inmobiliarios. ¿Cuál es el reclamo de sótanos oscuros y con humedades? ¿O un quinto sin ascensor?, de nuevo el precio. Toda vivienda puede tener un interesado, solo hace falta encontrar el importe que esté dispuesto a pagar.

Pero es más, en inmuebles bien ubicados, con vistas, servicios, características óptimas, aunque no es tan primordial el coste, siempre ayuda a venderse antes. En definitiva una vivienda en precio se vende antes que una vivienda fuera de precio.

Precio, precio, precio, esa es la cuestión.

inspecccion tecnica de edificios
Escrito por Guillermo Sánchez Fontao

Los beneficios de una inspección técnica

Desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley 8/2011, en España todos los edificios de más de 50 años y ubicados en municipios de más de 25.000 habitantes, han de cumplimentar una ITE (Inspección Técnica de Edificación) o ITC (Inspección Técnica de la Construcción). Esa es la norma general, pero dependiendo de la comunidad donde esté situado el edificio, nave u oficina, es necesario cumplir con unas restricciones mayores, como es el caso de la Comunidad de Madrid, donde los edificios de más de 30 años también deben ajustarse a la normativa. Te contamos los beneficios de la inspección técnica de edificios.

Leer más

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR