Escrito por Consuelo R de Prada

La «guerra» hipotecaria toma impulso

Tras las vacaciones de verano, algunos bancos comenzaron a lanzar nuevos productos hipotecarios con condiciones algo más ventajosas, que ya contamos en un anterior post.

Casi dos meses después, el movimiento en el mercado es aún mayor, ha tomado impulso. Los bancos han puesto sobre la mesa nuevas propuestas más atractivas. Todo esto unido a los últimos datos hipotecarios. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 15.040 el pasado mes de agosto, un 23,8% más que en el mismo mes de 2013.

Con el avance interanual de agosto, las viviendas hipotecadas encadenan tres meses consecutivos con ascensos de dos dígitos tras el aumento de casi el 19% que experimentaron en junio y el repunte del 28,8% del mes de julio.

Oferta hipotecaria.-Y en este contexto de mayor actividad, la oferta hipotecaria es mucho más amplia y los diferenciales ya han bajado del 2, e incluso los expertos creen que a final de año estarán en el 1,20. Una buena noticia para los que necesiten financiación.

Obviamente, todo tiene letra pequeña que es aconsejable tener en cuenta para no llevarnos sorpresas, porque hay que fijarse en más cosas que en el diferencial. También es necesario saber que los bancos siguen siendo selectivos a la hora de dar préstamos, pero al menos hemos subido otro escalón y, aunque sea despacio, comienza a fluir la financiación hipotecaria.

Si quieres saber que ofrecen los bancos, en esta noticia de El Confidencial puedes ver lo que hay en el mercado y en qué condiciones.

 

Escrito por Consuelo R de Prada

Vivienda: ¿sigue siendo un valor refugio?

Comienza una nueva edición del Salón Inmobiliario (SIMA) del 24 al 26 de octubre con una amplia oferta de viviendas de primera y segunda residencia. Un buen escaparate para el comprador, ya sea como inversión o adquisición de vivienda habitual.

Durante años, la vivienda siempre fue un valor refugio para los españoles, nadie pensaba que podían bajar los precios. La situación económica nos ha llevado a situaciones desconocidas y pasamos de considerarla como el mejor valor refugio a casi un activo vilipendiado.

Ahora vuelve de nuevo a situarse con una buena perspectiva y en el punto de mira de los inversores, con rentabilidades en alquiler por encima de los depósitos. A esto se une que los precios están en niveles mínimos y, tal vez, ha llegado el momento de comprar en algunas zonas. Esto indica que tras años de bajadas, algo que ha demostrado la crisis, no es menos cierto que los precios suelen recuperarse.

Pros y contras.- Pero ni antes era tan malo, ni ahora tan bueno. En el lado positivo de la balanza está claro que puede perder pero se recupera y, además, es un elemento tangible frente a otros activos financieros. Y para algunas empresas, la vivienda se está convirtiendo en un valor refugio, sacando rentabilidad vía alquiler o esperando la revalorización futura.

Incluso la inversión extranjera en inmuebles en España superará en 2014 los 7.000 millones de euros, una situación que no se producía desde 2003 y que supone el doble de lo contabilizado 2009, según los datos del informe «sociedades inmobiliarias» publicado por DBK.

En el lado opuesto, todavía falta más liquidez en el mercado, si bien es cierto que la situación está cambiando y ya se atisban mejores ofertas hipotecarias para los compradores. Y el Gobierno tampoco ayuda con el empeoramiento de la fiscalidad.

Dicho esto, en toda cartera de inversión que se precie debe haber un equilibrio entre la inversión inmobiliaria y la inversión en productos financieros.

Escrito por Rubén Cózar

Rehabilitación? mejor la piqueta

Hace unos días, leía una noticia en El País donde El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) instaba a realizar rehabilitaciones integrales, barrios enteros y no sólo edificios y recordé un post que escribí en 2011 donde ya destacaba esta situación y que para algunos era exagerada. Por esto creo que es necesario retomar el tema.

Según las estadísticas, en España existen más de cinco millones de viviendas con más de 50 años de antigüedad, esto convierte la rehabilitación en un pilar fundamental dentro del sector inmobiliario y constructor para los próximos años. Pero una rehabilitación que no sólo sea una limpieza de cara, hay que invertir más y mejor.

No sé si soy el único que piensa que es un poco absurdo que en las grandes ciudades de España, y en algunas no tan grandes, se construyan barrios nuevos en la periferia o en terceras coronas con escasas o nulas infraestructuras y pocas previsiones de tenerlas. Me refiero a colegios, centros de salud, metro, cercanías, centros de mayores, polideportivos, etc.…

Mientras tanto, en el centro de las ciudades, en barrios ya consolidados con todo este tipo de infraestructuras, las viviendas en muchos casos construidas rápidamente durante el boom de los 60, son ahora casi infraviviendas, casas pequeñas de mala calidad, sin ascensores y energéticamente catastróficas. Como decía un profesor mío de la Facultad, no se caen porque Dios no quiere…

Pues bien, todo este tipo de barrios que sufren una depreciación galopante, que urbanísticamente son deplorables, que cada vez tienen más tasas de marginalidad, pobreza y abandono de las viviendas, tienen las mejores infraestructuras, construidas hace años.

Teniendo en cuenta esto, no sería más rentable hacerlos de nuevo, aumentando la edificabilidad para que la iniciativa privada tuviese posibilidad de negocio y además, la reubicación de las personas que ahora viven en ellos fuese claramente mejorada.

No tendría ningún coste público, se aprovecharían infraestructuras, por lo que no habría que hacer nuevas en la periferia con el consiguiente coste y la gente dejaría de vivir en chabolas verticales.

Escrito por Consuelo R de Prada

La promoción de obra nueva vuelve al mercado

Después de años con la promoción de viviendas al ralentí, las grúas comienzan a verse en el horizonte. Inmobiliarias de bancos, como Solvia, cooperativas y promotores vuelven al mercado inmobiliario. Una situación que ya se atisbaba en el último Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) y que en su momento ya destacamos en este blog.

La construcción residencial ha empezado a latir con nuevas promociones sobre plano. El objetivo es dar respuesta a una demanda que lleva años esperando y que busca vivienda nueva en determinadas zonas de las grandes ciudades donde, después de años sin construir, falta obra nueva.

En Madrid, grandes suelos, procedentes de distintas administraciones y ubicados en el centro de la ciudad, han salido al mercado y varias cooperativas de viviendas han presentado ya sus propuestas. Es más, la promoción mediante cooperativa está tirando del mercado, ya que permite a los propietarios comprar a precios razonables y ajustar la vivienda a sus necesidades.

Pero la banca tampoco pierde comba y en los últimos días hemos leído noticias como ésta: Solvia, inmobiliaria de banco Sabadell, construirá viviendas junto al estadio del Sevilla. O gestoras de fondos como Pimco que, junto con inmobiliaria Lar, podría adquirir un solar en una de las mejores zonas de Madrid para construir viviendas de lujo.

Es sólo una muestra del retorno de la promoción de vivienda nueva al mercado inmobiliario, ni que decir tiene que siempre en buenos suelos y en la principales ciudades donde este tipo de oferta es escasa tras años de nula actividad. Se vuelve a construir pero siempre teniendo en cuenta: localización, localización y localización.

Y otro dato también relevante, las entidades financieras ya no son tan reacias a la concesión de créditos para la promoción, si bien es cierto que son muy selectivas.

Escrito por Consuelo R de Prada

Vivienda: ¿vendo ahora o en 2015?

Pues depende. Si eres repositor da igual, porque el dinero obtenido por la venta de la vivienda habitual, lo reinviertes en otra casa, también habitual, sin que ello suponga pagar impuestos adicionales.

Pero, ¿qué pasa si tienes una vivienda comprada hace muchos años y quieres venderla y no es vivienda habitual ni tampoco vas a reinvertir en otra vivienda que será tu domicilio? Lo normal en estos casos es pagar por la diferencia entre lo que te costó y el dinero que obtienes, lo que se denomina plusvalía.

Hasta ahora, había una serie de correcciones y coeficientes que se aplicaban en el IRPF a las plusvalías generadas por la venta de viviendas. El objetivo era evitar que el pago fuese muy elevado por la ganancia patrimonial, sobre todo si tenemos en cuenta pisos comprados hace más de 20 años y que han tenido una revaloración importante.

El problema viene ahora con la nueva reforma fiscal. Desde enero de 2015 (a no ser que haya modificaciones) se eliminan los coeficientes correctores y el importe entre vender la casa en 2014 y hacerlo en 2015 varía considerablemente. Obviamente, afecta mucho más a las viviendas compradas hace mucho años porque la diferencia entre el precio de compra y venta es mayor.

Te ponemos un ejemplo de una vivienda comprada en 1995 por 150.000 euros y vendida por 300.000 euros. Y ahí se pueden ver los cambios.

Tributación en 2014

Plusvalía bruta 150.000
Coeficiente de actualización 1,405
Plusvalía corregida 89.250
Cuota a pagar 23.377

A partir del 1 de enero de 2015

Plusvalía bruta 150.000
Coeficiente de actualización Se elimina
Plusvalía corregida 150.000
Cuota a pagar 34.880

Los que compraron recientemente y vendan, probablemente no tendrán cambios, pero igual tampoco plusvalías.

Pero si quieres hacer tus propios cálculos, tienes una calculadora en la web de Cinco Días.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR