Escrito por Jose Escolano

Y ahora somos tres, ¿cabremos?

De vez en cuando uno se enfrenta a situaciones nuevas en la vida, pero probablemente una de las que más puede cambiarte la vida es la llegada de un hijo, más aún si es el primero.

Lo mejor es irse preparando poco a poco durante el embarazo, yo creo que por eso dura nueve meses, para que te dé tiempo a preparar la casa para la venida del nuevo miembro.

Lo fundamental es tener un sitio preparado para que el nuevo miembro pueda dormir. El resto es accesorio. Cuantas más cosas puedas preparar y alojar, mejor, pero sin un sitio en el que la criatura pueda dormir, mal empezamos. Ten en cuenta que los primeros días, va a pasarse 2/3 del día o más durmiendo, así que su cama tiene que estar lista antes de salir hacía el hospital.

 

Cuando digo que el resto es accesorio, es porque es cierto:

¿Hace falta bañerita? La verdad es que al principio se puede ir tirando con el lavabo del baño, y posteriormente, cuando se le clave el grifo en las costillas y llore en cada baño, puedes usar la bañera, pero claro, el gasto de agua se puede disparar si tienes que llenar la bañera todos los días unos centímetros. ¿Qué bañerita elijo? Dependerá en gran medida del espacio que tengamos. Las hay grandes, pequeñas, de todos los colores, en forma de cubo, plegables. Mira lo que hay en el mercado, después mira que espacio tienes para guardarla y compra lo que puedas guardar. Es un trasto demasiado grande para estar rodando.

¿Hace falta cambiador? Pues no, la verdad. Puedes usar el sofá, la cuna, la cama, la encimera de la cocina… pero todo tiene su inconveniente, unos por incómodos, otros por ensuciables y otros por sucios. Un cambiador está adaptado para la criatura y para ti. Es higiénico, suele tener sitio para tener todo a mano y queda a la altura adecuada para no deslomarte. ¿Qué cambiador elijo? Nuevamente, dependerá en gran medida del espacio que tengamos. Aquí tienes desde cambiadores fijos, portátiles, de superficie, plegables y la mantita impermeable que se dobla y se guarda en la bolsa del carrito.

Ojo, hay opciones mixtas de cambiador con bañerita y de bañerita con cambiador que hacen un gran apaño, pero suelen ser bastante aparatosos y complicados de guardar si no tienes mucho sitio.

Caso aparte merece el tema del cochecito, y si es un trio, ni te cuento. Que si chasis, que si capazo, que si huevo, que si sillita… mejor me salgo yo de la casa y que entre el cochecito, porque la convivencia con todos los elementos resulta, cuando menos, complicada.

Probablemente estos son los elementos más voluminosos, pero no necesariamente los que más ocupan. ¿Cuánto ocupa la ropita del churumbel? Solo sé que tiende a infinito ¿Y los biberones, sacaleches, tetinas, chupetes…? Tres cuartos de lo mismo. ¿Y los adorables peluchitos? Parece que cada noche se amanceban y que por las mañanas se reproducen. Tenlo presente antes del nacimiento y ve haciendo hueco para guardarlo todo o tu casa parecerá una leonera. No, lo que tienes ahora no es una leonera en comparación con lo que será después del parto.

Pañales, sabanitas, arrullos, hamaquitas, correpasillos… puedo dar una lista cuasi infinita de elementos que empezarán a invadir tu hogar, muchos de los cuales no habrás oído nombrar en tu vida para los que hay que ir haciendo sitio. Recuerda que existen las estanterías, esas maravillosas baldas que harán de las paredes de los cuartos de tu vivienda unos gloriosos espacios de almacenaje.

Un consejo, por mucho sitio que prepares, por mucho que lo ordenes todo, por mucho que hagas, siempre será poco. HAZ MÁS SITIO, tu vida va a entrar en otra dimensión, una en la que hace falta muchísimo más espacio.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Your email address will not be published. Los campos requeridos están marcados *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR