Escrito por Consuelo R de Prada

Si vendes o alquilas tu casa necesitas el certificado energético

Si vas a vender o alquilar tu casa, desde el 1 de junio tienes que preocuparte de un asunto más. Una obligación que también será necesaria para locales y oficinas.

Hablamos del certificado energético o etiqueta de eficiencia energética, documento que será necesario bajo multa de hasta 6.000 euros. Un requisito más, cuyas competencias pertenecen a las comunidades autónomas, que deben crear un registro. El problema es que hay comunidades que aún no han constituido ese organismo para entregar el certificado correspondiente.

¿Y cuál es el objetivo? Para unos, simplemente tiene un afán recaudatorio, obviamente para los impulsores del mismo, el objetivo es buscar eficiencia energética y  además consideran que favorecerá la promoción de inmuebles con un menor consumo energético. Se verá…

¿Qué supone? Esta etiqueta es similar a la que tienen los electrodomésticos. En ella se evalúa qué categoría energética tiene el inmueble en cuestión, en función del consumo de energía que necesita para tener unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación. Esta calificación se representa mediante una escala de siete letras, en la que la A constituye la eficiencia máxima y la G,  la menor.

¿Quién debe encargarse?- Es el propietario es el que debe buscar una empresa/ profesional que se encargue de hacerlo, que costará una media de unos 150/200 euros, aunque  todo depende de la superficie de la vivienda. Arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros y técnicos industriales son los profesionales habilitados para realizar este tipo de certificaciones.

Una vez hecho, debe registrarse el documento en el organismo correspondiente de la comunidad autónoma. Y además, este documento se deberá entregar al comprador o mostrar al nuevo inquilino. Tendrá una validez de 10 años y el propietario es el responsable de la renovación o actualización conforme a lo que establezca el órgano competente de la comunidad autónoma. Para entendernos, es parecido a las ITEs de los edificios.

Sanciones.- En caso de no tener este certificado, habrá tres tipos de sanciones, una leve, otra grave y otra muy grave y las cuantías irán desde los 300 euros hasta los 6.000 euros.  El Colegio de Administradores de Fincas de Madrid recomienda a las comunidades de vecinos, además de una campaña informativa, que las comunidades de propietarios encarguen un certificado único del edificio.

En definitiva, un requisito más que debemos tener en cuenta.

Escrito por Jose Escolano

¿Te vas a mudar?

Si te vas a mudar, a lo mejor te viene bien leer esto, y si no lo vas a hacer, también, porque todo llega en esta vida. Yo acabo de hacerlo y quiero compartir algunas cosas que me han pasado para que no te pasen a ti.

Cuando uno toma la decisión de mudarse tiene que tomar muchas decisiones a partir de ese momento: buscar la casa a la que uno se quiere mudar, pensar si vas a hacer la mudanza tu solo o vas a contratar a alguien, como vas a ajustar los muebles en la nueva casa… pero una de las cosas que hay que tener más hay que valorar es que cosas necesitas y que cosas no necesitas.

Después de días y días tirando cosas, hemos llegado a la nueva casa y todavía seguimos tirando cosas… Si, ya sé que parece increíble, pero es así. Cuando te pones a tirar cosas a la basura, siempre te quedas corto. Revisa todos los armarios, todos los cajones y todos los rincones, y tira todo lo que no necesitas. Realmente necesitamos muchas menos cosas de las que tenemos. Si no lo tiras antes de la mudanza, lo vas a tener que trasladar, te va a ocupar espacio en la nueva casa y al final acabarás tirándolo.

Ojo con las medidas.- Cuando midas los huecos para ver si los muebles te caben en ellos, mide de zócalo a zócalo, y te explico el porqué. En una de las visitas que hice a la nueva casa, medí un hueco para ver si me cabía un armario: 82cm; luego fui a casa y medí el armario: 80cm. Estaba yo más feliz que una perdiz convencido de que el armario iba a caber en el hueco. Un poco más y tengo que enjabonar las patas del armario para que cupiesen en el hueco, porque no había tenido en cuenta el zócalo. Al final cupo, pero de milagro.

Punto y aparte merece la nevera: hueco estándar, sobra altura… genial. Genial hasta que metes la nevera en el hueco, vas a abrirla y… sorpresa, la puerta da contra la pared y no abre. Es por esto por lo que digo que aunque no te vayas a mudar a corto plazo leas este post. Las piececitas inútiles que vienen en la bolsa de las instrucciones, sí, esas, no son inútiles, son las que te permiten cambiar el sentido de apertura de la puerta. Menos mal que tras rebuscar y rebuscar, conseguí dar con ellas. Cambiar el sentido de apertura no fue fácil porque las instrucciones que venían en el manual parecen las de los muebles de Ikea, pero no lo son. Son mucho más esquemáticas. Menos mal que buscando en internet conseguí encontrar algún post sobre cómo hacerlo.

A la hora de colgar muebles, ojo con los tacos que usas. Me considero mañoso sin ser un manitas, pero cada vez que voy a una gran superficie de bricolaje, tengo más claro que no hay nada como preguntar al encargado de sección. Cada taco es para un tipo de superficie, y no es lo mismo usar un taco en una pared de ladrillo, en una pared maciza o en una pared de escayola. Asegúrate de saber cómo son las paredes en las que vas a colgar los muebles y usa tacos adecuados para esa pared. No trates de reciclar esos tacos que tienes en la caja de herramientas para no gastar, ya tendrás ocasión de usarlos.

Escrito por Consuelo R de Prada

Tienes una casa alquilada: te contamos qué gastos son deducibles

Estamos de lleno en el periodo de la declaración de la renta. Hace unas semanas ya te contamos lo que te puedes deducir en materia de vivienda si vives en una casa en propiedad o en alquiler.

Ahora, vamos a enumerar cuáles son los conceptos por los que puedes desgravar y qué gastos son deducibles si eres propietario de una vivienda que tienes alquilada. Empezamos por lo más básico, debes declarar el beneficio como rendimientos de capital inmobiliario. Y como tal beneficio, debes considerar los ingresos, menos los gastos deducibles.

Pero tranquilo, del total del rendimiento neto por alquiler de vivienda, el 60% está exento y esa cantidad puede llegar al 100% si el arrendatario es menor de 30 años, aunque hay que analizar cada caso. En este enlace,  en el capítulo 4 sobre rendimientos de Capital Inmobiliario tienes todos los supuestos.

Además, hay unos gastos deducibles:

  • Si estás pagando un préstamo hipotecario, puede deducirte los intereses del mismo.
  • Amortización de inmueble: 3% sobre el mayor de estos valores: coste de adquisición o valor catastral, excluido el valor del suelo. En ambos casos, se debe considerar el porcentaje del valor de la construcción sobre el total, es decir, excluido el valor del suelo.
  • Los gastos de conservación, arreglo o cambio de instalaciones como la calefacción, ascensor u otros elementos.
  • Tributos y tasas: IBI, recogida de basuras, alumbrado, etc.
  •  El importe del seguro de la vivienda.
  • Gastos de la comunidad de vecinos, vigilancia, portería, cuidado de jardines, etc.
  • Los gastos derivados de la formalización del contrato de alquiler.
  • Por último y como novedad de este año, se pueden considerar gastos deducibles, las rentas pendientes de cobro, que previamente deben haberse contabilizado como ingresos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR