Nulidad de las claúsulas suelo
Escrito por Rubén Cózar

Metros útiles y construidos, esos grandes desconocidos (III)…los chalés

Cuando comenzábamos la andadura de este blog, decidimos «tocar» el temas de los metros cuadros y útiles, un asunto que suscita bastante discusión a la hora de comprar un piso y es que los metros de una casa siguen siendo «esos grandes desconocidos». Entonces nos centramos en los metros en los pisos, pero, ¿qué pasa con los chalés? ¿Cómo se mide la superficie?

Los metros útiles de los chales son bastante más fáciles de computar que los de los pisos. Normalmente, salvo raras excepciones que luego veremos, los chalés no tienen metros comunes, por lo tanto solamente tienen dos tipos de superficies: los metros útiles y los construidos propios. Para medirlos se pueden utilizar las mismas reglas que en los pisos y que vimos en los anteriores post de metros útiles y construidos.

De todos modos, y aunque en los chalés parece más fácil, siempre hay cuestiones que es bueno recordar. Por ejemplo, como curiosidades específicas de los chalés tenemos que tener en cuenta que las buhardillas  se computan como superficie construida a partir de una altura libre de 1,50 m.

Y ojo con las superficies de las  terrazas y porches en las viviendas unifamiliares, ya que se pueden computar como construidas y contabilizarse al 50% si el alero tiene un vuelo mayor de 50 centímetros  (y está claro que la superficie de porche no vale lo mismo que la de casa…)

¿Cuándo hablamos de superficies comunes? las excepciones a la que nos referíamos, las podemos encontrar en los chales ubicados en urbanizaciones que tienen garaje común. Es decir, cuando el garaje es subterráneo con una única entrada y salida para todos los vecinos y desde el garaje se accede a cada vivienda individualmente. En estos casos, si existen elementos comunes que deben contabilizarse.

Pero, como ya comenté  en los post anteriores, no debemos olvidar que estos sistemas de medición son genéricos, ya que cada comunidad autónoma tiene legislaciones particulares para cada caso o situación.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR