Escrito por Rubén Cózar

¿Y si el verdadero lujo fuese el espacio… exterior?

Simulando un anuncio de coches, en el mercado de la vivienda el verdadero lujo también es el espacio. Pero en este caso, no hablamos de los metros de las viviendas, hablamos del espacio de las zonas comunes, otro  “lujo” al que debería tenderse.

Las zonas comunes se están convirtiendo en verdaderas necesidades para los nuevos compradores de viviendas. Es un lujo que supera al de las calidades interiores de la vivienda, dado que éstas se pueden mejorar en cualquier momento.

Este nuevo concepto está especialmente valorado por las familias con niños, donde las zonas comunes, dentro de una urbanización cerrada, con control de acceso y piscina, se convierten en casi su salvación. Se busca espacio y seguridad, a ser posible dentro de la ciudad.

Qué se valora más

La piscina es uno de los elementos fundamentales en las zonas comunes de las urbanizaciones nuevas. Pero cuando hablamos de piscina, nos referimos a espacios amplios, no a las “pequeñas charcas” que durante años se han hecho en muchas promociones.

Las salas multiusos son otras de las nuevas demandas, ya que permiten utilizarse como sala de reuniones, muy útil para las juntas de vecinos, o como lugar  de fiestas para niños. Sin olvidar el gimnasio, un equipamiento que también está en auge. Los soportales cubiertos es otra opción que debería tenerse en cuenta en el diseño de las urbanizaciones, un espacio que supone poco y ayuda mucho, por ejemplo en días de lluvia.

El pádel y la piscina climatizada son otras  de las opciones preferidas. Aunque en el caso del pádel o tenis es bueno tener en cuenta un aspecto: evitar el ruido y las molestias a los vecinos, de ahí la necesidad de que se ubiquen en lugares estudiados.

Respecto a las piscinas climatizadas, existe la posiblidad de que se hagan sobre la misma, con una cubierta móvil y donde el agua se caliente con placas solares, una opción que no es cara y que además gasta menos energía.

Porque un dato importante es que en comunidades de más de 100 viviendas, el gasto de todos estos servicios no es muy elevado. Se pueden tener muchas cosas por una cuota aceptable. Si analizamos con calma, son más caras las comunidades pequeñas, por ejemplo en Madrid, donde hay portero, calefacción central, son pocos vecinos y no cuentan con ningún otro tipo de instalaciones.

Más por menos
Hay otro punto que me gustaría destacar: “Con poco se puede hacer mucho”. Un lema que se debería tener en cuenta a la hora de planificar las zonas comunes. Ahí va un ejemplo, el área de juegos infantiles debería llevar un arenero. Pocas cosas cuestan tan poco y dan tan buen resultado, pero curiosamente se olvidan. Y otro: un recinto cerrado para bicis.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo!!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Your email address will not be published. Los campos requeridos están marcados *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros con el fin de facilitarle la navegación y analizar el uso de ésta. Al continuar navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.   ACEPTAR